Nutrición para una mujer EMBARAZADA

Embarazo 46452 Visitas

Nutrición para una mujer embarazada

Durante la lactancia no hace falta, ni es recomendable, que hagas ningún tipo de dieta, ya que el peso que hayas ganado en el embarazo lo necesitarás para la producción de leche.

Es mejor que te guíes por tu apetito y que te alimentes de la forma más variada posible. La abrupta reducción de peso puede afectar la cantidad de leche que tu cuerpo produce, por lo que es conveniente un poco de paciencia. De todas maneras, el amamantamiento hará que vayas adelgazando naturalmente.

Otro importante motivo para recomendar una buena alimentación en esta etapa es que la falta de calorías te hace sentir cansada y desganada, lo que no beneficia tu salud ni te permite brindar el cuidado que tu bebé necesita. También puede provocar disminución en la cantidad de leche y problemas para su extracción.

Consume muchos líquidos. Seguramente después del embarazo vas a sentir mucha sed, incluso cuando estés dando el pecho. Esto se debe a que has perdido todo el líquido retenido durante el embarazo. Simplemente toma agua cada vez que tu cuerpo te lo pida.

Resultado de imagen para nutricion para una mujer embarazada

Embarazo en adolescente tema de interés.

El embarazo en adolescentes es un problema mundial, pero según la División de Población de las Naciones Unidas, Venezuela es el primer país en embarazos en adolescentes. Las cifras son las más altas de Latinoamérica, 35 de cada 100 embarazos no planificados son de adolescentes menores de 18 años. El último reporte del Ministerio del Poder Popular para la Salud revela que las zonas con más Embarazos en Adolescente son: Apure (31,2%); Guárico (27,8%); Cojedes (27,2%), Portuguesa (26,9%) y Barinas (25, 7%).

Por otra parte, 50% de las adolescentes venezolanas se inicia sexualmente antes de los 19 años y 10% antes de los 15. En zonas menos urbanizadas y rurales la edad disminuye, el 30% se inicia antes de los 15 años y el 70% antes de los 19.

La tasa de fecundidad de las jóvenes de 15 a 19 años se estima en 97%, es decir, 97 jóvenes por cada mil ha tenido un hijo. Las adolescentes más pobres y menos instruidas tienen cuatro veces más riesgo de embarazarse que las menos pobres y las más instruidas.

Los niños que nacen de estos embarazos de adolescentes, nacen con un peso más bajo, por lo tanto, inician su vida en desventaja biológica, que condiciona un mayor riesgo de enfermar y morir.

Imagen relacionada

Importancia de una alimentación

Una nutrición adecuada agiliza la recuperación de la madre después del parto. Las complicaciones en el embarazo como la toxemia (eclampsia y pre eclampsia), el parto prematuro y la anemia, pueden originarse de una dieta insuficiente e inadecuada.

Durante el embarazo se debe tener cuidado especial en escoger los alimentos para consumir la calidad y cantidad que realmente se necesita, sin comer el doble como se acostumbra. No se necesitan dietas especiales, dietas restrictivas, ni eliminar el consumo de algunos alimentos por creencias o tabúes equivocados; al menos que exista alguna contraindicación médica o nutricional. En la práctica cotidiana muchas mujeres en edad fértil tiene un bajo consumo de lácteos, verduras y frutas, por lo cual debe haber una preocupación especial por cubrir las recomendaciones de estos alimentos. El cambio en la dieta debe por lo tanto ser más cualitativo, que cuantitativo.

Alimentos para embarazadas primeros meses

Durante el embarazo, una mujer sufre numerosos cambios hormonales que junto a unas necesidades nutricionales diferentes, hacen que la alimentación tenga una gran importancia durante esta etapa de la vida.

Cada fase del embarazo (e incluso previa al embarazo) requiere unas necesidades nutricionales concretas tanto de energía como de micronutrientes, tanto para la madre como para el futuro bebé. Es un gran momento para poner especial énfasis en la alimentación.

También tiene gran relevancia el control del peso a lo largo del embarazo, donde un incremento el peso correcto debe estar entre de 10 y 12 kg.

En el siguiente vídeo, Juana Mª González, Directora Técnica de Alimmenta, te da las claves para llevar una adecuada dieta durante el embarazo.

Imagen relacionada

Planificar el embarazo

El peso de la madre es un factor importante a considerar antes de concebir. Si hay sobrepeso lo más indicado es hacer una dieta para perder peso antes de quedarse embarazada. La mujer debería empezar su embarazo con un peso correcto y estando bien nutrida. Es aconsejable realizar una revisión ginecológica y explicar al médico las intenciones que tenemos.

En cuanto a la dieta lo ideal es llevar una alimentación variada y equilibrada. Lo único a tener en cuenta previamente es el ácido fólico o vitamina B9. Con la alimentación de la sociedad actual es frecuente hacer un déficit de esta vitamina, por esta razón siempre se aconseja tomarla en forma de complemento alimenticio meses antes de quedarse embarazada. Les necesidades diarias de ácido fólico son de 200 µg y durante el embarazo aumentan hasta un total de 400 µg al día. Un déficit de vitamina B9 en las primeras semanas de embarazo puede provocar malformaciones en el feto, como la espina bífida.

Alimentación durante el primer trimestre del embarazo

En el momento en que una mujer se queda embarazada uno de los cambios importantes es el enlentecimiento de la digestión. El objetivo de esto es que el alimento permanezca durante más tiempo en el intestino y, en consecuencia, la absorción de nutrientes sea mayor.

La ganancia de peso durante los primeros tres meses debe ser de entre 0,5 kg. y 1,5 kg. de peso. Esta ganancia de peso es muy pequeña ya que el feto tan sólo alcanza unos 16 cm de tamaño.

Imagen relacionada

 

Compartir

Comentarios