SÍNTOMAS DE UN EMBARAZO DE UNA SEMANA

Síntomas 25945 Visitas

Semana 1 de Embarazo:

En la primera semana de embarazo, aún es pronto para confirmar que estás embarazada, puesto que hace apenas dos o tres semanas de tu último periodo. Sin embargo, el desarrollo embrionario aún no ha comenzado, aunque la maquinaria ya se ha puesto en marcha. Esta semana es probable que ninguno de los síntomas propios del embarazo se manifieste, pero hay una fecha que deberá permanecer grabada en tu memoria: el primer día de tu última menstruación, ya que contará como el primer día del embarazo.

Aunque esta es oficialmente la primera semana de embarazo, la concepción no llegará hasta dos semanas después, cuando se empiece a producir el. Desarrollo embrionario, coincidiendo con el periodo de ovulación. Durante estos días, que coinciden con el periodo, la membrana del útero o endometrio se genera y se prepara para el embarazo. Si este no se produce, la membrana se desprende y tiene lugar la menstruación, que difiere en volumen y duración entre una y otra mujer.

Durante esta semana 1, también empieza la disposición de las hormonas para la ovulación –que se producirá a finales se la segunda semana-. Para ello. La glándula pituitaria (ubicada en la base del cerebro) produce una hormona folículoestimulante, que estimula el desarrollo de los. Folículos, los cuales contienen los óvulos en distintas fases de maduración. Estos folículos generan estrógeno, una hormona que provoca que la glándula. Pituitaria también genere la hormona luteinizante. Que dispara la ovulación.

Síntomas de la primera semana de embarazo:

La mamá experimentará una serie de cambios físicos, metabólicos, fisiológicos, etcétera, que tienen como objeto salvaguardar, alimentar y desarrollar la nueva vida que empieza a crecer en su interior. Existen mujeres que no sienten ningún tipo de síntoma que indique que pudieran estar embarazadas, por lo que solo se enteran cuando descubren el retraso de su menstruación. En cambio, hay otras que empiezan a sentir diferentes síntomas como:

> Cansancio. Náuseas o vómitos, generalmente a primera hora de la mañana.
> Aumento del tamaño de los pechos.
> Más ganas de orinar, debido al crecimiento del tamaño del útero, el cual ejerce presión sobre la vejiga.
> El sentido del olfato se desarrolla más de lo normal.
> Tiene algún antojo
> Aumento de presión en la pelvis y en la cadera.

La mujer experimentará inestabilidad en su estado emocional, teniendo ganas de reír, llorar, cambios bruscos de actitud, nervios…, debido a la acción de las hormonas. El embarazo es una etapa de la vida única, y especial, en la cual se recomienda ser positiva y tratar de no obsesionarse con miedos e inseguridades.

¿Como cambia tu cuerpo en la primera semana de embarazo?

En la primera semana de embarazo, el cansancio, el sueño, un olfato más avispado, el aumento de la sensibilidad en los pechos, las náuseas o incluso algunos cambios en el estado de ánimo todavía tardarán alguna semana en hacer acto de presencia. No obstante, sentir presión en la pelvis y en las caderas o un aumento de las ganas de orinar son algunos síntomas que podrás empezar a sentir ya en las primeras semanas de embarazo.

Visitas al ginecólogo, test prenatales, ecografías, análisis de sangre, amniocentesis… Durante las próximas 40 semanas los controles médicos y las pruebas diagnósticas se sucederán una tras otra. Deberás ser paciente y dejar la hipocondría aparcada, ¡si es que sufres de ello! Todo sea por tu bienestar y el de tu futuro bebé.

¿Que hacer en la primera semana de embarazo?

Para empezar, cuando comiences a planificar tu embarazo deberás hacerte una revisión médica y. Ginecológica preconcepcional. La ginecológica incluye una. Citología, una ecografía. Ginecológica y una mamografía en caso de ser mayor de 40 años, o a partir de los 30 años si existen antecedentes de cáncer de mama, además de análisis de sangre y orina.

Asimismo, si se trata de un embarazo precoz, por ejemplo, si la futura mamá se ha quedado embarazada a los 16, o incluso a una edad inferior, deberá recibir un apoyo psicológico. En caso necesario.

Esta primera semana de embarazo, sin embargo, aunque los niveles de estrógeno y progesterona se mantengan bajos, favorecen que los músculos del cuello del útero se relajen, lo que permite que se abra el canal uterino y que la mucosa se vuelva más fluida, algo que favorece a su vez que el espermatozoide pueda nadar en ellas más fácilmente, dando lugar a la concepción y al posterior desarrollo embrionario.

¿Que precauciones debes tomar en la semana 1 de embarazo?

Si estabas planificando un embarazo, seguramente ya estarás tomando un. Suplemento de ácido fólico que ayuda a prevenir defectos congénitos en
el bebé, de lo contrario puedes comenzar ahora, en la semana 3 o 4 de embarazo.

El calcio será un aporte básico durante toda la gestación. Al menos deberás consumir 1 litro de leche al día. Si te resulta difícil puedes tomar leche, quesos y yogures hasta conseguir el suplemento de calcio necesario. Ayudará a la formación de los huesos y dientes del bebé y a que no consuma tus reservas de calcio si no llevas una dieta rica en este mineral.

Asímismo, desde ahora en la semana de la 1 a la 4 de embarazo debes realizar 5 comidas diarias pero poco copiosas en las que mantengas una dieta variada que contenga las vitaminas y nutrientes necesarios. Los menús para embarazadas deben contenir legumbres, vegetales, verduras, carnes magras, pescados, cereales y frutas. De momento, y mientras no te hagan la prueba de la toxoplasmosis no tomes ningún producto animal crudo (patés, embutidos, carnes crudas).

Cambios en la placenta:

Es un órgano materno-fetal, encargado de la alimentación y eliminación de los catabolitos (urea, dióxido de carbono, bilirrubina…) que vienen del feto. La placenta puede pesar medio kilo cuando alcanza su máximo desarrollo, conteniendo 150 mL de sangre.

El intercambio de sustancias entre la madre y el feto se realiza a través de la barrera de la placenta, que es la que separa la sangre de la madre de la del feto, protegiéndole también de virus y bacterias, que no pueden atravesar esta barrera, a no ser que hayan destruido algún punto de la misma para poder introducirse.

El bebe en la primera semana de embarazo:

El óvulo femenino se divide por primera vez un día después de haber sido fecundado por el espermatozoide masculino. A partir de ahí, continúa la división, formándose una especie de bola denominada blastocisto, que es una célula embrionaria, no diferenciada, que se forma antes de crearse la capa germinal, la cual puede llegar a tener en los primeros cuatro días más de 100 células.

A partir del quinto día, las células comienzan a separarse en dos grupos. El primer grupo de células constituirán el aro exterior y crearán la placenta, la cual acogerá al bebé. El segundo grupo de células son las que constituyen el aro interior. Se denominan células madre, y tienen la capacidad de transformarse en más de 200 clases de células de cualquier parte del cuerpo, que más adelante se convertirán en el embrión.

Una vez transcurridos siete días, el óvulo fertilizado baja por las trompas de Falopio hacia el útero, buscando así su lugar de implantación, que será su morada en los próximos nueve meses.

Compartir

Comentarios