ENFERMEDADES EN EL EMBARAZO: Principales Enfermedades y Cómo prevenirlas

Salud 13097 Visitas

Principales enfermedades en el embarazo y cómo curarlas

Una de las cuestiones que más preocupan a las embarazadas son los posibles trastornos y enfermedades que puede sufrir la futura mamá durante la
gestación para su bebe. Existen trastornos propios del embarazo, es decir, fisiológicos (normales), que pueden afectar a muchas mamas durante el
embarazo, aunque no necesariamente a todas.

Algunos ejemplos de estos trastornos típicos de las embarazadas son: las náuseas, la hinchazón de las piernas, el ardor de estómago, el dolor de
pechos, de espalda o de pubis, la ciática o la infección de orina, estos algunos enfermedades que puede afectar en el embarazo.

Asimismo, durante el embarazo, se pueden sufrir otros trastornos de mayor entidad, como la anemia, la diabetes gestacional, la hipertensión, vomitar
sangre e incluso otras enfermedades más graves que puede llegar a se fatala, como la pre-eclampsia o el desprendimiento de placenta.

Imagen relacionada

En estos casos, siempre debes acudir a tu ginecólogo o a un servicio de urgencias lo antes posible si se presenta estas complicaciones, puesto que la
intervención temprana es fundamental.

Infección de orina: una de las enfermedades más comunes durante el embarazo

Uno de los cambios físicos y funcionales que se producen en la futura mamá está asociado al acondicionamiento del útero para albergar a su bebé en su totalidad.

En esos meses, el volumen de la vejiga aumenta por completo, disminuye el tono muscular vesical y de la uretra, aumenta el pH de la orina y, en ocasiones, hay un reflujo de la orina de la vejiga a los uréteres mismas.

Todo esto produce más orina residual en la vejiga causando así mismo infecciones leves, que facilita la aparición de bacterias y que convierte a las infecciones de orina en una de las enfermedades del embarazo más habituales. Sus principales síntomas son las siguientes:

  • Ardor al miccionar
  • Orina turbia y de mal olor misma
  • Aparición de sangre en la orina casi seguido
  • Ganas frecuentes de orinar seguidos
  • Dolor en la parte baja del abdomen por la misma infección

Ambas son muy molestas, pueden ser perjudiciales para el bebé y su tratamiento siempre requiere medicación como, por ejemplo, antibióticos como la amoxicilina para su tratamiento.

También es posible que la futura mamá tenga en estos meses infecciones de orina recurrentes seguidos, en cuyo caso el especialista deberá decidir si aplicar un tratamiento continuado para contrarrestar los síntomas.

Hipo-tensión: cuidado con los mareos y desmayos

Las bajadas de tensión son comunes en las primeras semanas de gestación del embarazo, aunque en algunos casos pueden aparecer durante todo el embarazo.

Dentro de las enfermedades en el embarazo, ésta es una las menos peligrosas, al contrario de lo que ocurre con la hipertensión, menos común, y que puede tener consecuencias negativas para el bebé en su gestación misma.

Imagen relacionada

Las revisiones médicas son fundamentales para controlar la tensión en el embarazo por completo. Algunas recomendaciones para prevenir la hipo-tensión en el embarazo son las siguientes:

  • Realizar movimientos lentos
  • Beber mucha agua e hidratarse bien a diario
  • Cuidar la alimentación y no saltarte ninguna de las comidas de tiempo
  • Realizar algún tipo de ejercicio moderado y relajante como caminar o hacer yoga para una mejor circulación del cuerpo

Diabetes Gestacional: Una enfermedad que puede volverse Crónica

La diabetes gestacional es otra de las enfermedades en el embarazo más conocidas por completo. Se llama así al tipo de diabetes que comienza o se diagnostica por primera vez en este periodo y que es consecuencia de que el cuerpo no produzca ni utilice toda la insulina que necesita para madre e hijo en su totalidad.

La diabetes gestacional es una de las enfermedades del embarazo que más seguimiento requiere, ya que tras éste puede volverse crónica en la madre. Una diabetes gestacional mal controlada puede ocasionar en el bebé contraiga exceso de peso e hiperglucemia.

Algunos de sus riesgos son las siguientes:

  • Lesiones en el momento del parto
  • Mayores posibilidades de sufrir diabetes en el futuro para madre e hijo
  • Riesgo de hipocalcemia (niveles bajos de calcio en sangre)
  • Riesgo de ictericia neonatal (coloración amarillenta en la piel)
  • Posible exceso de bilirrubina en el bebé por completo

Para prevenir la diabetes gestacional se aconseja llevar una dieta equilibrada en completo, reducir el consumo de bebidas gaseosas, zumos de fruta y
dulces, hacer ejercicio moderado y en el caso de que el médico lo considere necesario y únicamente bajo su supervisión, tomar fármacos orales (como Metaformina, medicamento de Tipo B) o insulina solo que sea indicado por un profesional medico.

Gingivitis en el Embarazo

Inflamación y sangrado de encías que se presenta en el segundo o tercer mes de gestación por la producción de la hormona relaxina (relaja las articulaciones de la mujer para facilitar el parto) para no sufrir complicaciones mismas.

Su efecto alcanza los tejidos y ligamentos entre el hueso y los dientes en el cuerpo, por lo que estos se mueven y separan; entre ellos se acumulan restos de comida que forman placa bacteriana, que, a su vez, favorece la inflamación y sangrado de las encías mismas.

Su prevención es sencilla: lavarse los dientes y emplear seda dental para así elimnar cualquier bacteria que pueda provocar alguna infección; de lo contrario, se formará sarro (mezcla de restos de alimento, bacterias y calcio de la saliva) en la boca de la madre, quien corre el riesgo de que los dientes se sigan moviendo o, eventualmente, se caigan por completo.

Infecciones vaginales del Embarazo

Los cambios corporales y hormonales que predisponen a la mujer a tener infecciones en las vías urinarias durante el embarazo son los mismos que generan las infecciones vaginales por completo.

La mujer embarazada puede presentar flujos vaginales abundantes casi seguido, con mal olor y que causen comezón. Otro síntoma puede ser dolor o ardor durante las relaciones sexuales. Lo usual es que el médico indique tratamiento a partir de estos síntomas para su eliminación por completo.

En algunos casos, puede indicar hacer un cultivo (incluso un Papanicolaou). EL objetivo será determinar si se trata de una infección por bacterias, hongos o parásitos. El tratamiento más frecuente son los óvulos vaginales, con el cual se evita exponer al bebé a fármacos ya que los fármaco puede afectar a su desarrollo.

Compartir

Comentarios